Stanley Guenter tuvo su primer contacto con los antiguos mayas al día siguiente de su sexto cumpleaños, cuando se rehusó a subir por una escalera en ruinas en el sitio de Xpujil, en Campeche, México y tuvo que conformarse con los comentarios que hicieron sus hermanos, menos prudentes que él, sobre la maravillosa vista que podía disfrutarse desde arriba. Tras reformar su conducta al respecto, Stan regresó a Xpujil y finalmente subió por la escalera en cuestión, además de hacerlo en miles de otros sitios en toda Mesoamérica. Estudió arqueología en la Universidad de Calgary y en la de La Trobe, en Australia; actualmente, se encuentra terminando su tesis de doctorado sobre el Colapso Maya del Período Clásico en la Universidad Metodista del Sur, en Dallas, Texas, además de trabajar como arqueólogo y epigrafista en tres proyectos en el norte de Guatemala: el Proyecto El Perú-Waka’, el Proyecto Arqueológico La Corona y el Proyecto Cuenca de El Mirador.