George Stuart es un tesoro nacional. Recipiendario de numerosas distinciones por sus contribuciones al campo de la arqueología maya, así como por su trabajo de difusión y sus publicaciones académicas, su carrera abarca alrededor de sesenta años, cerca de cuarenta de los cuales los pasó trabajando con la National Geographic Society, en donde George detentó los distinguidos puestos de Editor de Arqueología de la Revista National Geographic y Presidente del Comité de Investigación y Exploración. En 1984, George fundó el Center for Maya Research (Centro para la Investigación Maya), al que actualmente se conoce como Boundary End Center, organización sin fines de lucro que promueve la investigación arqueológica de la América antigua a través de conferencias y publicaciones, incluyendo los famosos Research Reports on Ancient Maya Writing (Informes de Investigación de la Escritura de los Antiguos Mayas) y Ancient America (América Antigua). Como editor de estas publicaciones, George ha tenido un profundo impacto en el campo de los estudios mayas.